Un vestuario de película: “Titanic”

La diseñadora Deborah L. Scott, secundada por un equipo de 45 personas fue la responsable de vestir a Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, así como al resto de los actores y figurantes de la película.

Deborah L. Scott (1954) diseño también el vestuario de "Minority Report" (2002) y "Avatar" (2009) entre otros

Deborah L. Scott (1954) fue también la responsable del vestuario de “Minority Report” (2002) y “Avatar” (2009), entre otros.

Para recrear con realismo el vestuario modernista de la época (1912) no se escatimaron esfuerzos. Parte de los tejidos, encajes, cortinajes y ropa interior se adquirieron en España, concretamente en una veterana anticuaria de Barcelona y para reconstruir el gusto de la época- la etiqueta, fornitura, joyería y complementos – parte del equipo se traslado a la ciudad condal, y en otra tienda, L’arca del Avida, especializada en indumentaria, hallaron casi todo lo necesario para crear el vestuario que acompañaría a los protagonistas del film.

Vestido de raso rosa con sobrevestido de tul bordado con pedrería. Sin, el más recordado.

Vestido de raso rosa con sobrevestido de tul bordado con pedrería. Sin duda, el más recordado.

No solo la fidelidad histórica importaba, hacía falta reflejar con especial énfasis las diferencias sociales que existían en la época, así que era necesario un gran esfuerzo en documentación sobre la moda de principios del s. XX, tanto de la alta sociedad como de las clases más populares.

El último vestido de Rose fue diseñado para soportar largas horas mojado sin perder un ápice de compostura.

El último vestido de Rose fue diseñado para soportar largas horas mojado sin perder un ápice de compostura.

Fue en los talleres de Ciudad de México y Rosarito donde se cosieron los vestidos, zapatos, chaquetas, gorras y sombreros que luego quedarían completamente inservibles tras la escena del naufragio. Pero antes de eso, de que tanto trabajo fuera a parar al fondo del mar, cada pieza fue sometida a pruebas de fotogenia con el objeto de asegurarse de que mantendría su correcta compostura tras ser sumergida y permanecer mojada sobre sus protagonistas.

Los esfuerzos del equipo de vestuario fueron gratamente compensados. En 1998 obtenía el "Oscar al mejor diseño de Vestuario"

Los esfuerzos de documentación y diseño fueron gratamente recompensados. En 1998 Titanic ganaba, entre otros, el “Oscar al mejor diseño de Vestuario”

Más sobre Chantilly

Escríbenos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s