Un arte milenario: El bordado

El bordado es un arte tan antiguo como la civilización. Los romanos llamaban a esta ornamentación plumarium opus, por lo que este arte les recordaba a las plumas de las aves o opus phrygium porque se cree que su origen fue fruto del comercio con Frigia, antigua región de Asia Menor.

togas romanas

El bordado era considerado un procedimiento similar a la pintura

Los hilos utilizados para el bordado son los mismos que sirven para el tejido. Los más utilizados, los de seda, lana y lino, en variedad de colores, y los de plata y oro con las formas diferentes que se adoptan en la tejeduría. Con ellos, se ensartan gemas, perlas, abalorios y lentejuelas.

Según algunos historiadores existen muestras de este arte en Asia, Egipto, Grecia y Roma. Pero su invención y su primer desarrollo se atribuye a Mesopotamia, de donde procedían los más famosos bordados en la Edad Antigua.

Motivos ornamentales persas: animales luchando entre sí, bandas de rosetas o medias rosetas, pájaros, carneros, torres de asalto y animales fantásticos. Cabe destacar que el bordado persa va enmarcado en círculos o rectángulos

Los motivos ornamentales persas solían ser animales luchando entre sí, bandas de rosetas o medias rosetas, pájaros, carneros, torres de asalto y animales fantásticos. Siempre enmarcados en círculos o rectángulos

En la Edad Media la civilización bizantina ocupa el primer lugar en la historia del bordado, siendo las Cruzadas el principal vehículo de este arte para todo Occidente.

Bordado bizantinoLa verdadera pintura de aguja con figuras bordadas, con sombras y degradación de tintas, imitando lienzos pintados no empieza hasta el siglo XV. A partir de ese momento se desarrolla el procedimiento de bordado de oro matizado, consistente en cubrir toda la superficie del dibujo con hebras de hilo de oro grueso pasadas y aseguradas solamente por dos puntas, y más adelante el bordado a canutillo, que en lugar de hilo de oro emplea este material constituido por tubos cortos y delgados que se cortan con tijeras al tamaño de la puntada.

En la Edad Moderna destacan los bordados recargados y con relieves de estilo barroco en las vestimientas eclesiásticas, tanto que llegan a ser realmente pesados e insoportables.  En el caso de vestimenta civil, los bordados, tan de moda entre la alta sociedad de la Francia del s. XVIII, adornaban tanto los vestidos de las damas como los trajes de los caballeros.

La película sobre la vida de Maria Antonieta (2006), refleja la ostentosidad de los bordados de la moda francesa

La película sobre la vida de Maria Antonieta (2006), refleja la ostentosidad de los bordados de la moda francesa

Con la llegada de la mecanización de la costura en el siglo XIX decae notablemente el bordado a mano. Sin embargo, el arte sigue vivo, luciendo como tradición en nuestro folclore.

Más sobre Chantilly

Escríbenos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s